TECNOLOGÍAVEOX

¿Cómo deben enfrentarse a la Cuarta Revolución Industrial las PYMEs de transporte y logística?

Sí, has leído bien. La industria de todo el mundo está viviendo ya su Cuarta Revolución Industrial, popularmente conocida como Industria 4.0. Una etapa que ya comenzó a dar sus primeros pasos y que se caracteriza por la fusión de tecnologías, provocando la ruptura de todas las barreras anteriormente existentes entre lo físico y lo digital.

 

Lógicamente, este periodo de transición también se está dando en nuestro país, siendo el sector del transporte y la logística uno de los más ejemplares en el ámbito de la digitalización. Y es que las multinacionales de este sector conocen perfectamente los beneficios de transformar digitalmente sus procesos, e invierten continuamente en tecnologías punteras.

 

Las empresas pueden reducir los costes de gestión entre los distintos intervenientes de hasta un 50%, según un estudio de la Asociación Española de Usuarios del Transporte de Mercancías.

 

Sin embargo, la situación de las PYMEs españolas dedicadas al transporte es muy diferente. A pesar de que un estudio revela que el 89% de estas empresas están convencidas de que la digitalización de sus procesos optimizaría su rendimiento, la mayoría de ellas reconocen a su vez que continúan realizando gran parte de sus procesos de forma manual (gestión de gastos, actualizaciones de los clientes o presupuestos).

 

Este escenario es bastante angustioso de cara al futuro de las PYMEs españolas en la Industria 4.0. , una industria cada vez más desarrollada y competente debido al rápido avance digital de las grandes corporaciones. 

Como asesores en el proceso de la Transformación Digital, en VEOX nos preocupamos por esta situación. Por ello, te mostramos los aspectos más importantes que deben valorar todas aquellas PYMEs que se encuentren aún en una etapa preliminar de madurez digital.

Los datos como eje central

Sin datos, la tecnología no sirve de nada. La primera de las fases de una Transformación Digital debe ser contar con herramientas y profesionales capaces de gestionar todos los datos de la empresa, para convertirlos en información de valor.

 

Con el Big Data, las empresas son capaces de reducir el consumo de combustible, mejorar la seguridad, reducir costes o mejorar la experiencia de sus clientes.

Uso de tecnologías punteras

Tecnologías como el Machine Learning o la Inteligencia Artificial son muy útiles a la hora de poner en marcha los complejos procesos de interpretación de grandes volúmenes de datos. El potencial de estas herramientas basadas en el continuo aprendizaje, permiten descubrir nuevas oportunidades de mejora: detectar clientes potenciales, predecir nuevas tendencias o diseñar la mejor ruta para una flota de vehículos.

 

Sin embargo, el IoT es la tecnología de moda en este sector. Y no es casualidad, pues el Internet of Things permite mantener un número masivo de dispositivos conectados entre sí, como una flota de camiones conectados a una torre de control. Esto permite a las empresas de transporte tener un control absoluto y en tiempo real de la localización de cada vehículo, así como su estado.

Mejorar la efectividad de la última milla

La última milla es la gestión de la mercancía en el último trayecto que se realiza para la entrega final: se agrupan una serie de paquetes y después se distribuyen en diferentes zonas de una misma ciudad. Esta metodología es un factor clave de cara a la experiencia del cliente, pues reduce notablemente los tiempos de espera.

Todas las multinacionales del sector del transporte y logística llevan años perfeccionando esta técnica por algo, así que es preciso que las PYMEs hagan lo mismo. Algunas de las claves para optimizar la última milla son la optimización de rutas, contar con la tecnología más adecuada para tu empresa, realizar seguimientos en tiempo real de las entregas o monitorizar los resultados.

La importancia de la formación

Entre las PYMEs del sector del transporte y la logística existe un interés visible por la formación en materia de digitalización. Sin embargo, las necesidades de capacitación de sus empleados suelen ser muy dispares y tienden a utilizar materiales formativos demasiado estandarizados, sin valorar si son los más adecuados para su situación.

 

En VEOX contamos con profesionales que asesoran a estas organizaciones, para que sean capaces de conocer su nivel de madurez digital y en base a ello, dotar a sus trabajadores de la formación que mejor les permita conocer la situación y el rumbo al que se dirige la empresa.

Las PYMEs deben comenzar a cambiar su mentalidad y adquirir un conjunto de habilidades adaptadas a la Industria 4.0. En sus manos está elegir entre salir de su zona de confort y actualizarse o no hacer nada al respecto y esperar a ser arrolladas por la feroz competencia de las grandes compañías.