TECNOLOGÍAVEOX

Las empresas del sector logístico que no trabajan con Big Data están destinadas a morir pronto

Falta de automatización de los procesos, incorrecta estandarización de los trámites relacionados con el cumplimiento de la normativa, mala distribución del espacio en el almacén, gasto de combustible innecesario…

 

Estos son algunos de los problemas de logística a los que muchas empresas de transporte, pequeñas y medianas, se enfrentan cada año en España. ¿El error? La excesiva confianza de estas compañías en los procesos manuales.

 

Y es que, cuando hablamos de procesos manuales, hablamos de trabajo humano, y es evidente que las personas no somos robots, pudiendo cometer errores a menudo.

 

Es por ello que, si perteneces a una empresa que utiliza logística, debes saber que el uso del Big Data en los distintos procesos es vital para evitar todos estos problemas. A continuación te explicamos por qué.

El Big Data consigue ahorrar 600.000 € al Sector de la Logística

Así es. Una herramienta denominada Smart Driving, desarrollada por el grupo logístico Sesé en colaboración con el Instituto Tecnológico de Aragón, ha permitido a estas organizaciones demostrar la increíble mejora que supone utilizar una herramienta Big Data en los procesos logísticos.

 

El proyecto consistió en coger una muestra de 1.000 camiones pertenecientes a Sesé, en la que se recopilaron datos relacionados con itinerarios, paradas o consumo de combustible, entre otros. La herramienta Smart Driving creaba una ruta homologada que mostraba al conductor distintas directrices, como por ejemplo la velocidad más adecuada en cada momento o los lugares más indicados para repostar o descansar.

 

Los resultados del proyecto fueron exitosos: 

  • Se consiguió aumentar un 7% la productividad
  • Se ahorraron 1’3 céntimos de combustible por cada kilómetro recorrido, lo que supone un total de hasta 600.000 euros al año

La logística inteligente tiene un gran impacto en la mejora del medio ambiente

Si lees a menudo artículos relacionados con la logística y el transporte, te habrás dado cuenta de que el sector está remando hacia la sostenibilidad.

 

A parte de que los tiempos han cambiado y hoy en día empresas y personas tenemos mucha más conciencia medioambiental, esta tendencia se debe principalmente al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la UE, del que hablamos en el blog sobre la sostenibilidad en el sector del transporte.

 

¿Pero cómo puede el Big Data reducir la contaminación de nuestro sector? Bueno, si antes comentábamos que el Big Data es capaz de reducir el consumo de combustible, esto implica paralelamente una reducción de las emisiones de C02.

 

Un ejemplo es la empresa española CHEP, que diseñó AirShared: un programa de transporte colaborativo que permite reducir los kilómetros en vacío. Gracias a este proyecto, la compañía logística consiguió ahorrar más de 6 millones de kilómetros en vacío, lo que supone un total de hasta 4.700 toneladas de dióxido de carbono.

¿Qué pasaría si mi empresa no empezase a utilizar Big Data en los próximos años?

La pregunta tiene fácil respuesta. Solo tienes que mirar lo que están haciendo los gigantes del Sector Logístico: más del 90% de las grandes empresas a nivel mundial están utilizando el Big Data en todos sus procesos de logística, lo que les permite seguir creciendo y compitiendo en el mercado.

 

Pero esta gran necesidad por la digitalización de las grandes empresas no solo viene precedida por el gran aumento que supone en la eficiencia de los procesos. Debes tener en cuenta que la logística de esta era no tiene nada que ver con la que conocíamos hace 15 o 20 años.

 

Ahora, los procesos se han vuelto mucho más complejos: mayor tráfico en las carreteras, aumento de costes energéticos, auge del ecommerce, deslocalización de almacenes, necesidad de las empresas de ser más sostenibles y, sobre todo, el constante cambio de las normativas en nuestro sector.

 

Por lo tanto, gracias a la gestión y al uso de los datos para tomar decisiones, tu organización será capaz de:

 

  • Agilizar los procesos
  • Recopilar datos de valor sobre clientes, proveedores y productos
  • Conocer mucho más a tus clientes y saber cómo se comporta cada uno, segmentando la demanda
  • Reducir riesgos y demoras
  • Mejorar la experiencia del cliente
  • Predecir la demanda
  • Fijar los precios en función de la demanda y los costes logísticos
  • Tener un control a tiempo real del estado de los vehículos y las mercancías
  • Optimizar al máximo tu stock, controlando inventarios y referencias

 

Además de todos estos beneficios, debes tener en cuenta que basar tu logística en los datos supondrá también una gran ventaja competitiva para tu organización. Y es que según el ONTSI, solo un 19% de las empresas españolas pertenecientes al sector del transporte y/o logístico utilizan Big Data en sus procesos diarios.

 

Realizar un esfuerzo por invertir en Big Data y adaptarlo a tus procesos logísticos no es una mejora adicional, es una necesidad de máxima urgencia.