TECNOLOGÍAVEOX

La sostenibilidad en el sector del transporte por carretera ya no es una opción

Las personas que trabajamos en empresas del sector del transporte sabemos lo dura que está siendo la batalla contra la pandemia; una batalla que nos obliga a reducir costes y más costes hasta que salgan las cuentas.

 

Esta crisis económica también afecta a la hora de decidir dónde va a invertir el dinero nuestra compañía, provocando que otorguemos mucha menos prioridad a proyectos relacionados con la innovación y la sostenibilidad.

 

No obstante, el mercado está cambiando a ritmos desenfrenados y los gobiernos de todo el mundo ponen en marcha planes de ayudas económicas con el fin de impulsar a las empresas hacia un cambio cultural.

 

El caso de España no es menos, pues nuestro gobierno va a ser uno de los beneficiados por el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia de la UE; un programa destinado a ayudar a las compañías de los países miembros de la Unión Europea a recuperarse de los daños económicos causados por el COVID-19.

 

Nuestro país obtendrá 140.000 millones de euros, de los cuales un 37% irá destinado a proyectos relacionados con uno de los 4 ejes principales del plan: la transición ecológica.

España da prioridad a la ecología de cara al futuro, especialmente en el sector del transporte por carretera.

La situación medioambiental es de máxima preocupación en la UE, sobre todo en países como España. Y es que según un informe de la Oficina Europea de Estadística, nuestro país es la sexta nación de la Unión Europea que más contamina, generando el 7,7% del total de emisiones de dióxido de carbono.

 

Es aquí donde nuestro sector queda señalado como uno de los grandes causantes de estos números tan preocupantes, siendo un gran emisor de gases de efecto invernadero en nuestro país: el 25% de las emisiones totales las provoca el sector del transporte, y un 95% de este porcentaje se le atribuye al transporte de carretera, según informa el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

 

Estas estadísticas nos sitúan automáticamente en el punto de mira. Sin embargo, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya ha decidido tomar cartas en el asunto y el pasado mes de abril presentaba, frente al Comité Nacional, un Plan para el Impulso de la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera.

 

Dicho plan contempla las ayudas a la formación o al abandono, pero sobre todo las relacionadas con el anteriormente mencionado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la UE.

 

Con el dinero recibido de la Unión Europea, Mitma pretende incidir especialmente en la renovación de flotas, donde se trabajará en la aplicación de tecnologías sostenibles y en la transformación digital de las empresas de transporte.

Tecnologías para mejorar la sostenibilidad en el transporte

Seguramente ya sepas que la implementación de tecnología en el sector del transporte aporta grandes beneficios que nos permiten reducir costes y ser mucho más eficientes en cada uno de los procesos.

 

Pero este no es el único aspecto positivo de la digitalización en el transporte. Las nuevas tecnologías nos ofrecen la posibilidad de ser una empresa sostenible y reducir la contaminación medioambiental que genera nuestro trabajo.

 

Algunas de las tecnologías más adecuadas para mejorar la sostenibilidad del sector del transporte por carretera son:

 

  • Big Data y GPS: gracias a la supervisión de los vehículos en tiempo real mediante la combinación del big data con la tecnología GPS, podemos controlar el estado del motor para su continuo mantenimiento, evitando así posibles emisiones nocivas. Además, el big data nos permite planificar rutas que reduzcan el tiempo que pasan los vehículos en carretera.

 

  • Cuadros de mando: esta herramienta es vital para visualizar informes con información precisa de las rutas que realizan los vehículos de una flota. De esta manera, es posible controlar y optimizar el repostaje de combustible para así alargar su utilización.

 

  • Sistema de gestión de cargas: una digitalización de la logística en el transporte no solo ayuda a aprovechar al máximo el espacio del que disponemos, sino que además permite reducir el número de viajes que realiza nuestra flota de vehículos. Esta medida marca la diferencia, pues se estima que solo un camión emite 28’4 gramos de C02 por kilómetro recorrido.

 

  • Vehículos híbridos y eléctricos: aunque día de hoy puede parecer una tecnología inalcanzable para la mayoría de negocios debido a su elevado coste y a la escasez de redes de recarga eléctrica, el mercado de vehículos eléctricos no cesa su continuo crecimiento. En España, asociaciones como ANFAC están trabajando en proyectos relacionados con el desarrollo de infraestructuras que favorezcan la producción de vehículos eléctricos en nuestro sector.

 

Las acciones para preservar el medioambiente no deben verse nunca como una obligación, sino como una responsabilidad, tanto de empresas como de personas. Empezar a tomar medidas en el ámbito ecológico es la mejor de nuestras inversiones, y no solo por la remuneración y los reconocimientos que nos dan los gobiernos.

 

Echa un vistazo a las tecnologías de las que disponemos en VEOX para el sector del transporte de mercancías: https://veox.es/mercancias/