TECNOLOGÍAVEOX

3 formas en las que la Inteligencia Artificial está mejorando el sector logístico

Con la llegada de la pandemia, el sector logístico se ha convertido en un elemento imprescindible para el sostenimiento de la economía. Un sector que posee una tasa de aumento por encima del 3% (superando el crecimiento del propio PIB de España) y que en el año 2017 logró proporcionar trabajo hasta para 900.000 personas de todo el país.

 

A nivel mundial, el sector logístico tiene hoy un valor de 4,7 billones de dólares, y está previsto que crezca hasta los 12,2 billones en 2022.

 

La revolución digital ha impulsado considerablemente el progreso de las empresas dedicadas a la logística. De todas las tecnologías que han influido positivamente en la Transformación Digital del sector, una de las protagonistas es la Inteligencia Artificial. Y es que la estructura en red de la logística se adapta bien a la implementación de sistemas de IA, lo que impulsa considerablemente su eficiencia. Veamos de qué tres maneras está favoreciendo la Inteligencia Artificial a la evolución y la mejora de la logística.

  1. Planificación predictiva de la demanda

Las empresas de todos los sectores aprecian el valor de aprovechar los conocimientos basados en el Big Data. En el caso de la logística no es diferente, pues son los datos los que ayudan a trazar una ruta de envío óptima o los que permiten alcanzar los volúmenes de ventas previstos. Los algoritmos de la Inteligencia Artificial actuales son capaces de manejar grandes cantidades de datos.

 

El análisis de datos a través de la IA dota a las empresas de los conocimientos necesarios para mejorar la planificación y la toma de decisiones. Una de las ventajas de esta tecnología en la cadena de suministro es que permite prever las ventas esperadas o distribuir la mercancía a los clientes de manera más eficaz y rápida

 

Para planificar una ruta de envío, muchas empresas logísticas desarrollan un conjunto de reglas y directrices basadas en los costes de almacenamiento, manipulación y transporte. La IA, sin embargo, tiene la capacidad de realizar cálculos rápidos basados en una gama mucho más amplia de variables, pudiendo gestionar un inmenso número de pedidos de manera simultánea y en tiempo real. 

 

Las plataformas de IA pueden tener en cuenta muchos aspectos relevantes al instante, como el cumplimiento de la normativa o las condiciones meteorológicas adversas que afectan a la flota. Esta capacidad de ejecutar constantes evaluaciones puede proporcionar enormes beneficios a tu negocio.

La seguridad comienza por la concienciación de los transportistas

La principal clave para garantizar que la carga llegue a su destino de forma segura reside en instruir a tus transportistas para que tomen medidas preventivas de seguridad.

 

Uno de los principales objetivos de los ciberdelincuentes es recabar información sobre la ubicación de los camiones para robar la valiosa carga. Por lo tanto, la seguridad debe establecerse incluso antes de que el conductor entre en el camión.

 

Los empleados deben recibir formación sobre cuestiones básicas de seguridad para entender por qué deben seguir siempre ciertos procedimientos y qué deben hacer en caso de que les roben la carga.

2.  Automatización cognitiva:

Las compañías logísticas operan en un mundo cada vez más competitivo, bajo la presión de reducir costes y ofrecer un mejor servicio a un precio reducido. Hay muchas funciones internas y de back-office (contabilidad, recursos humanos, finanzas, etc.) que son conocidas por gestionar múltiples tareas tediosas. Es aquí donde la IA, a través de la automatización cognitiva, ofrece la oportunidad de ahorrar tiempo y dinero, así como de aumentar significativamente la productividad.

La automatización cognitiva consiste en el aporte de inteligencia por parte del software a los procesos que requieren mucha información. Es la fusión de la IA y la automatización de procesos robóticos (RPA). La RPA se diferencia de la IA en que no puede aprender más allá de su programación inicial, pero es muy eficaz a la hora ejecutar tareas repetitivas relacionadas con los datos, como rellenar formularios web. Cuando la RPA se combina con la capacidad de la IA para aprender y mejorar, los costosos procesos administrativos pueden procesarse de una manera mucho más eficiente, lo que supone una gran ventaja competitiva para tu organización.

3.  Resistencia a las perturbaciones del mercado:

La capacidad de ser ágil y rentable en tiempos de crisis es clave, y las ganancias que aportan los conocimientos de la IA a las empresas pueden ayudarlas a mantenerse por delante de su competencia. El COVID-19 y el Brexit son ejemplos de dos «choques» del mercado, con consecuencias a largo plazo y de gran alcance. En el caso de la pandemia, era difícil predecir la velocidad con la que el virus se extendería a nivel mundial, así como el impacto que tuvo en las interrupciones de las operaciones logísticas.

 

Para combatir las grandes crisis económicas, muchas empresas cada vez invierten más tiempo y recursos en la generación de datos de calidad que permitan predecir y reducir diferentes riesgos en el menor tiempo posible. Para las compañías de logística, la integración de la IA permite dar respuestas tempranas e inteligentes a las distintas perturbaciones del mercado. 

 

Y es que la Inteligencia Artificial puede ayudar a la optimización inteligente de las rutas, permitiendo a tu organización evaluar, en tiempo real, los trayectos más adecuados para cada envío. El uso de plataformas especializadas de IA puede permitir a los clientes ahorrar un 50% en sus costes logísticos directos, lo que supone un profundo impacto en la rentabilidad a corto plazo.

 

Está claro que el futuro de la IA en la logística es cuanto menos prometedor, y ha llegado el momento de que las empresas del sector comiencen a integrarlo en cada uno de sus procesos, haciéndolos mucho más automatizados, proactivos y personalizados. Si lo que buscas es tomar decisiones inteligentes que aumenten los beneficios y te ayuden a prosperar en el mercado, la Inteligencia Artificial es tu mejor aliado.